CARTA A MI MADRE CARMEN

Hace un tiempo subí esta carta a mi madre, pero ahora me apetece subirla a mi blog, que es donde debe de estar….

Cuando un teléfono suena a altas horas de la noche, no vaticina buenas noticias y estando lejos de tus seres queridos no deseas recibir llamadas a partir de las doce, si no es en navidad o en fin de año. Pero esa fría noche de invierno el teléfono sonó ¡Maldito!¿Por qué tuviste que sonar?
—Rafa soy tu hermana. Se han llevado a mamá al hospital, está muy malita.
—¿Cómo la tita Mati? —, le pregunté temiendo escuchar la respuesta.
—Si —, me respondió y las lágrimas que me ocultaba se reflejaron en mi alma como en un lejano espejo borroso.
Cuando pude llegar, me permitieron pasar a verla a la U.C.I. Aún te recuerdo madre, toda llena de cables y tubos, con tus ojos cerrados y la piel pálida, con tu pelo canoso ensortijado, corto como te gustaba llevarlo y como siempre lo recuerdo desde que era un niño cuando tanto me gustaba jugar con el y acariciarlo junto al lóbulo de tu oreja.
Miraba a esa máquina cruel a la que estabas conectada, con la esperanza de que el pequeño corazón verde que marcaba tus constantes vitales se moviera más deprisa pero no lo hizo y ese perverso número “12” se mantenía inalterable. No pude hacer nada por ti, solo darte un beso y acariciarte por última vez madre.
Te fuiste sin hacer ruido, sin molestar a nadie, de la misma forma que viviste. Simplemente reclinaste la cabeza en el sofá y esperaste lo que tú sabías que te iba a pasar sin miedo, de frente y sola. Fueron años de lucha contra esa enfermedad que te debilitaba, en los que nadie te escuchó llorar ni protestar, siempre trabajando con una sonrisa en tu cara, fuerte como un roble pero cuyas raíces estaban débiles sin que nadie pudiera hacerse la mínima idea de como eras capaz de aguantar los fuertes vientos que hubieran hecho tambalearse a cualquier otro, pero que tu resististe todo ese tiempo madre.
Quiero contarte que Ismael está muy bien, ya cumplió cinco años. No le gusta demasiado ir al colegio pero supongo que no puedo reñirle pues a mí tampoco me entusiasmaba demasiado ir y ahora te comprendo cuando me reñías. Es un niño alegre, algo testarudo como buen “Cabello” de ideas fijas vamos…pero de corazón noble como tú. ¿Recuerdas ese fin de semana que ibas a venir a verlo?, no pudo ser pero estoy convencido que desde entonces lo has visitado muchas veces.
Por Málaga estamos bien. Hoy hace un poco de frío, normal a esta hora de la mañana cuando sopla el viento de poniente, pero poco a poco ira saliendo el sol y la melancolía se marchara dejando su lugar a la esperanza, la misma que le diste a las cuatro personas que viven gracias a ti al donarles tus órganos, pues tu corazón sigue latiendo en el pecho de otra persona.
A veces me pregunto como será, si es hombre o mujer, si tiene hijos, pues ahora serían como mis hermanos pero, por otro lado, prefiero que sea así y no conocerla. Me diste el regalo de la vida y con tu muerte seguiste regalando vida.
Gracias madre por todo. No tuve la oportunidad de agradecértelo nunca, tal vez el egoísmo y la rapidez con la que se vive los años de juventud me hicieron no pararme a pensar en ello o quizás llegue a pensar, pobre ingeninuo, que siempre estarías conmigo y nunca me faltarías, pero por desgracia aprendí que las cosas que parecen más fuertes suelen ser las más frágiles y tú eras una preciosa montaña de cristal que un día se hizo añicos y aun así seguías siendo mil veces más bellas al reflejar hasta el infinito toda la luz que guardabas.
Hoy me he sentado en un banco, como nunca me paré antes a hacerlo, y te vuelvo a recordar, y por un instante vuelvo a oler a azahar ese aroma que tanto te gustaba ¿te acuerdas como hacías pequeños ramilletes que guardabas en los cajones de la ropa? Yo ahora lo recuerdo y sobre todo me acuerdo de lo mucho te necesito madre…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s